domingo, 3 de febrero de 2013

pan de centeno con salvados de avena y trigo

Cocinar me resulta relajante, divertido, entretenido... pero ojo que he dicho cocinar y no hacer la comida que siempre he mantenido que son cosas muy diferentes. Hacer la comida día a día no es tan relajante, ni divertido, ni entretenido ya que pensar menús variados, equilibrados y no repetitivos para cada día de la semana y así 365 días, puede terminar con la creatividad de cualquiera.

Nosotros comemos de lunes a jueves fuera de casa, así que únicamente me centro en el desayuno y la cena y para mi uno de los mayores placeres es desayunar un buen trozo de pan recién tostado.

Hacer pan en casa es una satisfacción muy difícil de describir y tras varias pruebas por fin he dado con un pan que nos encanta. No tengo panificadora, así que es un proceso totalmente manual pero muy sencillo.

Poco a poco voy a ir introduciendo variedades, como añadir unas pipas de calabaza o unas pasas, pero por ahora la masa del pan vamos a seguir haciendo esta que nos ha encantado para los desayunos.

Es un pan de miga muy compacta y corteza crujiente, un pelín ácido, muy natural y aunque parece pesado, ya que es muy saciante, es muy fácil de digerir.

Os animo a que empecéis a hacer pan en casa, hay miles de recetas y videos en la red. Es cuestión de comenzar poco a poco y con pequeñas variaciones encontrar la que mejor se adapte a vuestros gustos. Además hoy en día, es sencillo encontrar en tiendas de alimentación ecológica y herboristerías muchas variedades de harinas.










400 gr harina integral centeno
50 gr salvado avena
50 gr salvado trigo
14 gr levadura fresca
375 ml agua templada (35º)
6 gr sal









Poner en un recipiente la harina con los salvados y mezclar todo.

Hacer un hueco en medio, dándole forma de volcán y desmigar en el centro la levadura.

Echar la sal por la parte superior de las harinas, sin que toque la levadura.

Añadir un poco de agua en la zona donde está la levadura. Con la ayuda del mango de una cuchara ir removiendo la levadura con el agua para formar una pasta.

Incorporar la harina de los laterales e ir echando poco a poco el resto del agua.

Se empezará a formar una masa densa. Poner en la mesa un poco de harina y terminar de amasar a mano. Se creará una masa muy pesada.

Darle forma a la masa y ponerla en el recipiente que utilizaremos para hornear.

Tapar con un trapo húmedo y dejarla reposar unas 2 h. Tras el periodo de reposo la masa habrá aumentado su volumen.

Poner un recipiente con agua en el horno y calentar a 220º para que cree humedad. Meter el pan durante 25' para que se forme la corteza exterior.

Bajar la temperatura del horno a 175º y dejar el pan 35' para que se termine de cocer por dentro.

Sacarlo del horno y del molde y dejar enfriar sobre rejilla.



Es un pan que se puede congelar en ruedas y poner directamente en la tostadora sin descongelar.

Puedes ver las fotografías y explicaciones del paso a paso en Ay Inesita.

10 comentarios:

  1. La pena es no poder probarlo pero tiene q estar muy rico menudo corté tiene!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, con las maravillas que haces sin gluten seguro que tienes la receta de algún pan que está tan rico o más que este.

      Eliminar
  2. Estoy contigo, a mi también me gusta cocinar pero confieso a veces tiro la toalla y dejo que me hagan la comida ;D. Este pan tiene una pinta deliciosa a nosotros también nos gusta hacer pan en casa y sobre todo a los peques. me llevo un trozo de tu pan. Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  3. Tiene un aspecto delicioso, una miga estupenda. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Un pan súper completo y como me gustan de miga densa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Inés, es la primera vez que vengo a tu blog y es precioso, me encanta el pan y a ti te ha quedado fantástico, esa miga es perfecta, qué bonitas fotos, me encatnan!!
    Me quedo a seguirte para no perderme nada, también te invito a visitarme si te apetece!
    Un beso guapa y aquí me tendrás en tus publicaciones!!

    ResponderEliminar
  6. A mi también me resulta relajante, cocino casi cada día y reconozco que cuando estoy sola me da un perezón, pero me relaja ya una vez metida en el "fregao".
    El pan fue durante un tiempo mi asignatura, después el levado pues vivo en una zona muy fría y en invierno me es difícil, hasta que también me adapté a eso y ahora disfruto mucho del pan.
    Y digo yo, si le pusieras una cucharadita de glutén, quizás no tendría la miga tan densa? pero bueno si os gusta así que mejor, no?
    Me ha sorprendido el salvado, buen apunte.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón en lo de cocinar y hacer comida. El día a día suele ser muy estresante y acabas pasando con cualquier cosa pero cuando tienes tiempo... cocinar es un placer, sin duda.
    Un pan estupendo.
    Muacs

    ResponderEliminar
  8. estos panes caseros son una maravilla! un besito guapa

    ResponderEliminar
  9. Un lujo tu pan entero y casero :)
    Un saludito

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. :)

Los comentarios de publicidad u ofensivos serán eliminados.