domingo, 26 de enero de 2014

bacalao con costra

Está claro que a un blog hay que prestarle atención y dedicarle tiempo, tiempo que muchas veces se invierte en otros temas y ha sido mi caso estos 6 meses.

Para subir una receta al blog, personalmente necesito varios días y es que tengo que pesar que quiero hacer, rebuscar en libros y revistas para inspirarme, comprar los productos, cocinar, sacar fotos, comprimir las fotos, redactar, subir al blog, hacer el paso a paso de Ay Inesita y dedicar un poco de tiempo a ver que han publicado blogs amigos y comentar sus publicaciones, sí esto último también entra dentro de mi rutina de publicación en aceite y chocolate.

Este último medio año he dedicado mi tiempo libre a varias cosas, entre ellas cocinar, pero sin la presión de estar pendiente de todo lo que hacía, cocinar por cocinar, para disfrutar, sin obsesionarme por si he sacado foto a tal paso o he apuntado tal tiempo de cocción.

Pero el blog se me ha rebelado a final de año y me ha dado un aviso para que le haga más caso. Desde 2010 tengo comprado el dominio www.aceiteychocolate.com que se renueva automáticamente pero esta vez no ha sido así, ya que caducó la tarjeta que constaba para el pago, no me dí cuenta y no actualicé los datos. Me costó un triunfo dar con Google pero una vez que lo conseguí, me atendieron fenomenal y me ayudaron a recuperar el dominio.

Y tras este toque de atención que me ha dado, voy a intentar sacar tiempo para cuidar el blog un poco más, así que manos a la obra y vamos a hacer un bacalao con costra que quita el sentido de lo rico que está.









3 lomos bacalao salazón
40 gr verduras deshidratadas
10 gr pan rallado
40 gr clara huevo
sal
aceite











Primero lavar bien el bacalao con agua fría para quitar la mayor parte de la sal.

Si los lomos de bacalao son muy gruesos, desalar durante 3 días con agua fría, cambiando el agua 3 veces cada día.

Una vez pasados los 3 días, secar con cuidado los lomos con papel absorbente o un paño limpio. 

Si el bacalao no es tan grueso con hacer este proceso en 48 h sería suficiente, siempre con agua fría y cambiando el agua 3 veces al día.

Batir la clara hasta que espume. Añadir el pan rallado y las verduras deshidratadas, en este caso utilicé escalivada y aceitunas. Mezcla todo para que quede una pasta/masa ligera.

Poner los lomos en una fuente de horno. Echarles por encima un poco de sal y un buen chorro de aceite.

Cubrir con la pasta de verduras, pan y clara de huevo. 

Meter al horno 180º durante 20'.



Puedes ver las fotografías y explicaciones paso a paso en Ay Inesita.

sábado, 27 de julio de 2013

pochas

Dedicar una entrada un 27 de julio con 30º a un producto navarro por excelencia como es la pocha, puede resultar un poco de locos para los que no son de esta zona, ya que es un plato de cuchara muy contundente.

La pocha es una variedad de alubia blanca que se consume antes de que su vaina esté seca. Los granos van de un tono verdoso a más blanquecino.

En Pamplona ya se empiezan a consumir por San Fermín, siendo un plato típico como el estofado de toro, pero su mejor época es Agosto.

Todo hay que decirlo, lo que realmente pide el cuerpo después de un plato de pochas, es un buen café con hielo y una fantástica siesta de esas que haces trampa a tu cerebro diciéndole "venga solo 5' minutos más..."








700 gr pochas frescas
2 tomates maduros
1 cebolla fresca
1 pimiento verde
agua fría, temperatura ambiente
sal












Desgranar las pochas. Una vez quitado el grano de su vaina, se quedará más o menos en la mitad del peso inicial, en este caso unos 350 gr de producto final.

Quitar las semillas del pimiento verde y cortarlo en trozos grandes.

Pelar los dos tomates, dejándolos enteros.

Limpiar la cebolla fresca, desechando parte del tallo y la primera capa. Partirla por la mitad.

Poner en un puchero las pochas, el pimiento, los tomates y la cebolla. Cubrir con agua fría, temperatura ambiente no de frigorífico, dos dedos por encima de los ingredientes.

No echar sal todavía.

Cuando empiece a hervir muy suavemente, dejar durante 1 h a fuego bajo.

Pasado este tiempo, pasar por la batidora, el pimiento, los tomates y la cebolla con sal y un poco de caldo de la cocción.

Colar el puré resultante sobre las pochas y mantener a fuego bajo durante 30'. Vigilar que no se queden secas del todo, si es necesario añadir un poco más de agua, siempre fría y muy poco a poco.

De un día para otro están más ricas. Servir calientes, solas o acompañadas de unas guindillas en vinagre.

Puedes ver las fotografías del paso a paso en Ay Inesita.