viernes, 10 de diciembre de 2010

solomillo de cerdo con higos y orejones

Me gustan mucho el sabor que dan las frutas secas como acompañamiento a platos de carne.

Por lo general las suelo macerar en algún vino dulce y como las frutas ya tienen azúcar, la salsa que se obtiene es muy sabrosa.




500 gr solomillo cerdo en filetes
6 higos secos
3 orejones de melocotón
100 ml oporto
200 ml agua 





Dejar macerando los higos y orejones en el agua con oporto. Mejor que estén de un día a otro para que hidraten bien.

Poner la sartén al fuego y calentar los higos y orejones durante 3' sin el líquido. Reservar.

Poner un poco de aceite de oliva en la sartén y hacer el solomillo a fuego medio-alto hasta que esté dorado. El tiempo dependerá del grosor de las ruedas. Se tiene que hacer bien por dentro, pero sin pasarse para que no quede seco.

Reducir el jugo de los higos y orejones al fuego, en la misma sartén para que coja todos los sabores.

Se puede servir con un poco de puré de castañas.

Con estas cantidades salen 3 platos.

Puedes ver las fotografías del paso a paso en   Ay Inesita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. :)

Los comentarios de publicidad u ofensivos serán eliminados.